Las pocas gotas que cayeron este domingo no alcanzaron para sofocar el fuego que aún arde en focos de menor intensidad al que fue controlado ayer en el sector comprendido entre esa localidad, Quebrada de las Higueritas y Quebrada de López.

Bomberos y brigadistas esperan hallar lugares más accesibles para combatirá algunos focos activos que se encuentran en altura, cerca de la localidad de Luján.

El domingo poco se pudo hacer, ya que las fuertes ráfagas de viento empeoraron el incendio e impidió que el avión hidrante pudiera operar.

Desde las primeras horas de este lunes se realizan recorridos y patrullajes entre Luján y San Francisco, donde hasta el momento no se registraron reinicios, según se informó desde el Ministerio de Seguridad.

 

Nota: ANSL.